Hoy es la gala del Met y también mi cumpleaños. Una cosa no tiene nada que ver con la otra pero siempre acostumbra a caer un día cercano al otro y, cosas del calendario, este año ha coincidido. Y me gusta. La gala del Met mola mucho. Es mi evento favorito del año porque todo se reduce a la ropa. En esa noche no hay nada tan importante como la alfombra roja. No entregan Òscars, ni Grammys, ni ningún premio. Sólo vestidos y más vestidos que, generalmente, son más interesantes que los de cualquier otra alfombra roja del año.

Además hay un dress code y eso me encanta. Adoro los eventos temáticos. Ver a las famosas vestirse de McQueen o intentar sin éxito emular la estética punk es muy divertido. Porque es verdad, sólo Madonna, por muy fea que fuese, íba vestida de punk el año pasado. Aunque claro, la gala del Met trata sobre ir guapa así que una no podía ser muy fiel a la temática (en aquel caso).

Empecé a fijarme en la gala del Met en 2009. Fue el año que fui de vacaciones a Nueva York y quería ver la exposición dedicada a las modelos. Tengo fotos muy borrosas de la exposición porque estaba prohibido hacerlas pero me las manejé. Y vi el vestido Mondrian de YSL en directo. De aquella gala sólo recuerdo a Kate Moss, espectacular con un micro vestido y un turbante. Toda dorada y del bracito de Marc Jacobs. Una musa. 
La del 2010 dedicada a la moda americana fue bastante aburrida. Todas fueron vestidas de sus amigos yanquis o de las casas que eran imagen, así que muy soso todo.

2011 fue el año de Alexander McQueen. Aquel baile tenía mucho potencial pero pocas captaron el mensaje. Se trataba del dramatismo y la exuberancia pero, pese a ir vestida de Zac Posen, Christina Ricci fue la mejor. Su vestido era espectacular. Yo esperaba ansiosa a SJP pero fue muy sencillita. De McQueen si, pero no parecía. Yo esperaba un vestido tipo el de la premiere de Sexo en Nueva York 2, que fue una pasada. Además que en lagala del 2006, cuando fue acompañada del propio diseñador con looks conjuntados, fue espectacular y de los mejores momentos de la historia del evento. También recuerdo que aquel año muchas fueron vestidas de Stella McCartney, que ya sabemos que tiene muchas amigas pero aquello no íba sobre ella.
Lo de Schiaparelli y Prada en 2012 fue una cosa rara. Las impossible conversations eran verdad porque no había por donde cogerlo y pocas invitadas entendieron el mensaje, además que la exposición no recibió las visitas esperadas. Coco Rocha íba horrible con una especie de traje amarillo y el pelo rosa y SJP se puso un Valentino feo que parecía un sofá de los 80. Recuerdo que Gwyneth íba muy guapa y sexy de Prada, pero es que tiene cuerpazo la tía. La mejor, sin duda, Anna Wintour con el vestido langosta.
El año pasado moló. Aunque, como dijo Grace Coddington, lo que hubiera molado hubiera sido ver a los verdaderos punks en la gala, los de la calle, pero nada. Vimos mucho lápiz negro y tachuelas. SJP con una cresta falsa impresionante, Madonna sin pantalones, J.Law de Dior como siempre pero más guapa de lo que ha lucido este año, Miley con pelo pincho muy fea y Gwyneth pasando de todo y llevando un vestido rosa. Muy princesa. Las demás, como he dicho, con los ojos negros y llenas de tachuelas.
Al parecer, esto es muy punk.
Este año se dedica a Charles James, del que yo no se mucho pero dicen que fue uno de los grandes costureros del siglo pasado (podéis leer más sobre el diseñador aquí). Espero que veamos vestidazos entonces. Además el dress code es total, a ver como lo siguen (o no) los invitados. Ya mañana lo comentamos en twitter y, de paso, os cuento lo que me han regalado hoy ;)


Empezar de cero. ¿Qué pensáis sobre esto?


Abrí este blog hace más de tres años, en marzo de 2011, como vía de escape a mi frustración por no haber entrado en la facultad de periodismo. Siempre tuve ese sueño de ser periodista de moda, pero no me lo curré lo suficiente y no me llegó la nota. Por aquellos entonces hice como que no me importaba y me metí a Historia del arte. Gran error. El pasado enero, después de dos años y medio de carrera y uno de "vacaciones" en Irlanda, lo dejé. Fue el día después de tener un ataque de ansiedad. En aquel momento pensé que la ansiedad me venía por mi frustración estudiantil pero semanas después y, gracias a mi psicóloga, me he dado cuenta que una cosa no tenía nada que ver con la otra. Pero ese es otro tema del que, por ahora, no hablaré.

La cosa es que he decidido empezar de cero con el blog. Supongo que lo uso como metáfora para empezar de cero con mi vida, pero ya me va bien. Al principio quería simplemente borrarlo y abrir otro pero soy tan mala con el diseño de plantillas que he preferido borrar todas las entradas y comenzar otra vez. Es mi forma de cortar con el pasado. Todos esos posts antiguos ya no me representan. Así que borrón y cuenta nueva.
Este "blog nuevo" tratará sobre mí y mis cosas. Hablaré de moda, sin duda, porque forma una gran parte de mi vida, pero también de libros, series, personas, cine y, en general, todo lo que me gusta y me inquieta. Espero que los antiguos lectores sigáis leyéndome y que vengan de nuevos también.

Y como canta Rita Ora, R.I.P. to the girl I used to be...

La foto la he puesto porque me siento un poco como Blair estos meses.


Con la tecnología de Blogger.